top of page

Cómo contestar las preguntas sobre alimentos de tus hijos sin afectar su relación con la comida.




Es muy común que los niños hagan pregunta sobre los alimentos. Es parte inata tener curiosidad por las cosas. También puede que su curiosidad sea por cosas que te oyen decir (bueno y malo), así que cuida lo que dices. De adolescentes puede que estén cuestionando su sistema de creencias y sigan las preguntas y hasta te reten un poco.


Puede que te hagan preguntas como estas:


  • ¿Qué pasa si comemos dulces antes de la comida?


  • ¿Es mala el azúcar?


  • ¿Esto es sano?


  • ¿La pasta engorda?


  • ¿Comer brócoli es sano?


  • ¿Qué es la comida chatarra?


  • ¿Por qué no puedo comer pastel todos los días?


  • ¿Por qué mi hermano no come verduras?


  • ¿Qué es la proteína?


  • ¿En me qué ayuda la zanahoria?


  • ¿ Por qué algunas personas están gordas?


  • ¿Esto es sano?


Cómo respondamos es muy importante, ya que esto puede afectar la relación que tus hijos tengan con la comida y que coman sin culpa.


Es importante siempre crear consciencia y tratar de separar nuestras propias opiniones y miedos con datos objetivos y neutrales sobre los alimentos. Tu respuesta debe ser también adecuada a su edad.


Ser neutral con los alimentos incluye lo siguiente:

  • No clasificar la comida mala vs buena, sana vs chatarra.

  • Omitir etiquetas para las comidas.

  • No hacer comentario alguno de qué o cuánto comieron

  • Tratar de no darles mucha atención a cuánto y cómo comieron, ya que esto puede causar también presión o expectativas.

  • No hacer comparaciones

  • Evitar dar clases de nutrición en la mesa y cuidar que la información que se de sea de acuerdo a su edad.

Una mejor forma de hablar del azúcar es decir que nos da energía. Si tienen más edad puedes decirles que una fuente de energía que se va rápido y quiza te da un bajón luego y por eso es mejor comer algo antes y con moderación. Una de las cosas que puedes hacer es más bien, es poner límites y ofrecer alimentos con azúcar de forma ocasional. Cuando los pidan simplemente di si esta en el menú o no. Cuando se los des que sea de forma neutral.


Cuando te preguntan si algo es sano, ve de donde viene esta curiosidad y explora un poco más. Hazle saber que en una dieta balanceada pueden caber todos los alimentosy cada uno juega diferente papel para nuestra nutrición. Algo que yo contesto es con otra pregunta: El brócoli es sano, pero ¿podrias comer solo brócoli? Enfatizo mucho más bien que hay que comer de todo.


Si te pregunta que algo engorda, creo que lo más importante es ver de dónde viene esa pregunta. De nuevo el enfásis debe ser que todo puede ser parte de una dieta balanceada y asegurate de hablar sobre aceptación y amor propio.


Si su curiosidad es sobre el cuerpo de los demás, habla sobre diversidad corporal y explicales que todos somos diferentes incluyendo cómo nos vemos. Hazles saber que ellos serán amados siempre y que importa más lo de adentro. No hables sobre la gordura con estigmao una condena por comer ciertas cosas.


No importa cuál sera la pregunta, que tu respuesta no sea relativa al peso. Existen estudios en donde dicen que cuando la conversación se basa en esto baja en autoestima de nuestros hijos, afecta su imagen corporal y puede hasta causar trastornos de déficits alimenticios en adolescentes.



bottom of page